Crónicas negras: DE TROMPA, VIOLENCIA Y CORRUPCIÓN

Mundo inmundo.-El flamante recién llegado mandatario de los EUA se llena la trompa y vaya sí es mucho decir, con reformas anti reformistas que destilan el más añejo de los nacionalismos imperialistas. El viejo adagio de “América para los americanos” hoy vuelve más recalcitrante y remasterizado, la selecta raza híbrida que pretende preservar a toda costa el designio de ser siempre los más ricos y poderosos del mundo, ve en Donal Trump el estandarte y la luz para guiarlos en esta misión digna de la “guerra de las ganancias “a costa de patear a los más débiles y utilizar todos los medios posibles para justificar sus fines.
Un panorama que parece olvidar Trump o simplemente lo descalifica, es el papel que juegan ciudades y estados como una especie de crisol conformado por casi todas las razas, credos, ideología y costumbres del orbe. Entidades como Nueva York con su pluralidad de voces fueron de las más sorprendidas e inconformes con el triunfo del republicano. El escritor y empresario Roberto Mendoza Ayala, quien vive en la gran manzana, de visita a México comentó para Semanario Balance: “La comunidad artística, los académicos y la gran mayoría de los habitantes de la isla están sorprendidos y molestos, Trump desde su campaña sacó los trapos sucios a relucir, nadie creía en él, nadie lo veía con buenos ojos, nos parece un tipo soberbio, ignorante, autoritario, la desconfianza es grande. Estamos desconcertados, no sabemos realmente qué vaya a pasar, lo bueno es que Nueva York es una ciudad con un alto índice de gente pensante y creativa y eso nos puede ayudar para llevar a buen fin este descalabro. La comunidad reacciono con disgusto dado que este personaje, descendiente de inmigrantes, vive en Nueva York y allí no ganó”.
País de maíz.-El año 2016 fue el más violento del sexenio de Enrique Peña Nieto, aumentaron de 6 a 8 los delitos de alto impacto y 25 estados no pudieron bajar el número de homicidios. Los asesinatos se pusieron arriba de todos los delitos. En 2016 se reportaron 20, 789 carpetas de homicidio doloso, un 22% más que en 2015.
De cada 10 delitos 6 son cometidos por el crimen organizado, 51 % más que en 2015; datos contundentes y alarmantes.
En la Ciudad de México el nivel de desconfianza en la población aumentó de 40 a 80 %; en las calles, avenidas, paraderos y el Sistema de Transporte Colectivo, lo robos, asaltos y enfrentamiento están a la orden del día, una urbe sumida en el miedo y la zozobra; los robos con lujo de violencia aumentaron en la capital un 35 % y en la zona conurbada 45%, el Estado de México le saca brillo diario a su medalla de violencia y corrupción.
México es aún más corrupto hoy que hace un año; Transparencia le asigna 30 puntos en una escala de 100.
Santiago Roel, director de la Organización Semáforo Delictivo insistió en que el mercado negro de las drogas, la corrupción y la falta de oportunidades para los jóvenes, son las principales causas de la violencia.
Vale mencionar como el año pasado presumió de una gran cosecha en materia de corrupción en los estados de la república, seis gobernadores sacaron a relucir el cobre con desfalcos, abusos y una inoperancia a todas luces, lo cual nos habla de la corrupción incrustada en la misma médula de la esfera del poder en sus diferentes instituciones. El crimen organizado esta aposentado en lo más profundo de nuestra vida política, económica y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *